Alquiler temporario, un rubro que crece a partir de una demanda muy heterogénea

0

Natalia Rabita, gerente de Alternativa Propiedades, describe cómo es la evolución en estos días del alquiler temporario que ha tenido desde que se instaló en el país un comportamiento cambiante, efecto de los altibajos en la economía del país. Aún así, el rubro genera expectativas y búsquedas en función de los beneficios que genera a extranjeros, estudiantes, ejecutivos, como también gente del interior y hasta ciudadanos porteños.

Este mercado desde su inicio ha sido muy cambiante…

El alquiler temporario es muy buscado por los propietarios porque está atado al dólar. En este tiempo -comenzamos en 2007- hubo variaciones en el cambio y si bien esta atado al dólar, hay que entender cuando sube demasiado es necesario bajar el valor del alquiler. En su comienzo fue muy exitoso y muy demandado; después disminuyó y ahora está de nuevo en auge y todos le prestan atención a esta modalidad de alquiler que tiene sus beneficios.

¿Quiénes son los que más demandan alquileres temporarios?

Existe una demanda muy diversa: por ejemplo, muchos estudiantes, que conforman una gran parte de la demanda que nos alquilan. Llegan del extranjero y ocupan un departamento desde marzo a diciembre durante el ciclo lectivo; luego se vuelven a sus países. En general ellos eligen una unidad con algo amueblado y equipado, por el que pagan el valor de todo el paquete y esto es fácil de administrar para los estudiantes. Forman parte de las búsquedas también, los ejecutivos, además de gente del exterior y del interior. También público local que demanda mucho, como sucede con los vecinos de la ciudad de Buenos Aires que, por ejemplo, necesitan a veces remodelar su vivienda y, quieren estar cerca, pero no pueden permanecer en su unidad y recurren al alquiler temporario por tres meses o hasta seis meses, depende del tiempo que lleve la obra que realiza en su propiedad. Esta propuesta es diferente de un hotel, cuyas tarifas son diarias y más onerosas. Por otra parte, la gente que se atiende por problemas de salud y deben someterse a tratamientos, también eligen en muchos casos los alquileres temporarios.

¿Cuáles son las exigencias en general de la demanda?

Depende de quién busca un alquiler temporario. No es lo mismo un estudiante que un ejecutivo. En ambos casos, se ofrecen como condición la unidad plenamente equipada con aire acondicionado, TV,  heladera, conexión, Internet, vajilla, entre otras opciones. Está todo cubierto y quienes se instalen sólo necesitan su equipaje. En el caso de la búsqueda de los estudiantes suele ser más sencillo que en el caso de los ejecutivos, que son más exigentes y pueden buscar un departamento de buen nivel ubicado en Avenida del Libertador, que cuenta con seguridad, mientras que un estudiante lo que busca son muy buenas conexiones, como la cercanía de un subte.

¿Qué superficies tienen las unidades más buscadas? ¿Y los valores?

Son muy variados, pero las que más demandan tienen uno, dos y hasta tres ambientes. Las de cuatro son muy grandes y si no se logra la ocupación total genera muchos gastos de mantenimiento y es más complicado. En cuanto a los valores, los monoambientes rondan aproximadamente, los más económicos entre 550/600 dólares como base, teniendo en cuenta que se trata de la tarifa mensual y es el precio del paquete, incluido las expensas, el cable, Internet, la tarifa básica de consumo de luz y de gas. Al abonar mensualmente está cubierto todo; lo que si solicitamos es hacer un uso racional del consumo de luz, que es lo que más puede variar según como lo administre cada uno. Lo tenemos cubierto por contrato para que sepa el inquilino que paga y también el propietario.

En esta etapa de transición parece difícil pensar cómo será el año que viene. ¿Cuál crees que será el comportamiento de este segmento en 2020?

Las expectativas son muy buenas. Creo que cuando haya pasado este intervalo, habrá más tranquilidad y seguramente el mercado de estará activo. Hay mucha gente que se está animando a ofrecer sus propiedades en alquiler temporario y cada vez es más amplia la demanda. El alquiler temporario resulta atractivo. Es cierto que en este momento hay mucha oferta, pero creo que cuando todo se tranquilice arrancará muy fuerte. Está lo estacional por un lado, que genera demanda, pero por períodos cortos durante el verano. Nuestra firma apunta en general más a la demanda de períodos más extensos; justamente febrero y marzo son los meses en los que se planifica todo el año y llega la demanda de los alquileres más extendidos en el tiempo.

¿Cuáles son las ubicaciones más buscadas?

Hoy la zona más requerida es Palermo. Le siguen Belgrano, Recoleta, Puerto Madero; el centro desde Retiro hasta San Telmo; se han sumado también otros barrios con éxito como Villa Crespo, que está cerca del subte B, también Almagro, Villa Urquiza, Caballito y Colegiales.

¿De dónde llega la mayor parte de los extranjeros que demandan estos alquileres?

En general de Europa y de Estados Unidos, pero la mayoría son latinoamericanos. Muchos son estudiantes que llegan de Brasil; también venezolanos muy preparados a instalarse por trabajo; también llegan de Chile, Colombia y Uruguay. Los que vienen de Europa son en general de Alemania y España; se suman además los que vienen de China para las empresas que los contratan y se instalan en Buenos Aires. Otros llegan de la India.

Administración de propiedades

Nuestra inmobiliaria también suma una nueva área dedicada a administrar propiedades, cuyos dueños se fueron a vivir afuera por un tiempo o realizaron una inversión y quieren delegarlo a una empresa. Con una tarifa accesible que abonan mensualmente lo dejan en nuestras manos. Ellos delegan en nosotros, pero estamos siempre en contacto. Lo administramos y resolvemos cualquier situación. Una opción interesante, con buenas perspectivas.

Compartir.

El autor

Responder