Buenavista, proyectos en mix con buenas perspectivas

0

Martín Cukier, director del grupo BPC, apuesta fuerte en proyectos para distintos segmentos. Se trata de Buenavista, un desarrollo de 120 hectáreas, en el límite entre San Isidro y San Fernando, a la altura del Km 22 de la Panamericana. Hace más de diez años que se han sumado en ese predio desde colegios hasta clubes de rugby, tenis y hockey, además de proyectos residenciales y oficinas. El Grupo suma nuevos pasos con emprendimientos para satisfacer una demanda diversa.

Apuesta en zona Norte

Después de diez años de crecimiento en Buenavista, allí en el km 22 de la Panamericana, la urbanización ubicada entre San Isidro y San Fernando sumó alternativas de usos. Comenzó con los colegios Saint Mary y San Esteban, luego los clubes deportivos, luego condominios y barrios cerrados, entre otras opciones. Nosotros estamos en la zona hace unos cuantos años y construimos Palmas de Buenavista, una obra residencial que ya está habitada. Ahora sumamos One Palmas, un edificio de oficinas triple A en construcción y luego llegará un tercer proyecto, el Palmas Park.

¿De qué se trata cada obra?

Palmas de Buenavista, cuenta con 56 departamentos de buen nivel y cocheras subterráneas, para una demanda que busca diferentes opciones. Está muy bien ubicado, por tener muy buena salida directa con la Panamericana y conexión con la calle Uruguay a la otra Panamericana de Tigre, características que atraen a mucha gente para instalarse en ese sector. Esa demanda llega de Tigre, de San Fernando, de San Isidro u otras áreas cercanas. El que quiera ir hacia zona norte encuentra en Buenavista un lugar de fácil acceso, tanto para la llegada como la salida. Así ha comenzado a sumar muchos servicios que lo convierten en un walking community, para que la gente pueda vivir y trabajar allí sin moverse demasiado del lugar y usar menos el auto.

¿La propuesta residencial es Premium? ¿Y las oficinas, corporativas?

El sector de vivienda está orientado a un público medio para arriba que busca departamentos de dos, tres y cuatro ambientes, con un perfil de gente joven soltera, sola o divorciada, que vivía en el corredor Bancalari, que es muy importante con relación a los barrios cerrados, pero esa demanda ahora busca algo más cercano. También hay gente mayor que lo elige porque es un lugar verde, abierto y muy bien urbanizado. Respecto de las oficinas, Business Park propone varias alternativas. En parte, se están construyendo oficinas, con superficies de entre 90 y hasta 250 m2. No está dirigido al cliente corporativo grande, sino más bien a empresas chicas/medianas que buscan la descentralización, porque su gente está cansada de ir y volver al centro todos los días. Son los que viven en zona norte o cerca, y buscan un lugar cómodo para trabajar, que les permita llegar rápido y evitar así el tránsito de la mañana o de la vuelta.

La ubicación, clave en las decisiones

Creo que como todo en Real Estate el tema ubicación es clave y es prioritario cuando elegimos lugares para hacer nuestros proyectos porque tenemos un formato de comercialización que es con preventa. Así a nuestros emprendimientos nos siguen inversores que nos compran porque les resulta positivo. Entonces a la hora de elegir los lugares buscamos aquellos que están consolidados o en etapa de consolidación, que permiten visualizar que esos proyectos responderán muy bien. En verdad nos sorprende la demanda incluso en esta coyuntura porque la gente elige esta ubicación Premium, pero a valores razonables. La evolución de los precios de pozo terminado es buena. En Palmas Park, que es un proyecto mixto, cuenta con 75 departamentos y un apart hotel de alrededor de 70 unidades. También cuenta con locales comerciales y oficinas. El sector residencial parte de los 2.300 dólares el m2 y la valorización, creemos en un mercado más tranquilo y creciente en la zona, se podrá pagar alrededor de 3.500 dólares el m2. Así la evolución entre pozo y terminado resulta atractiva para el inversor y también para el usuario, que busca la zona y sabe que comprando en Buenavista también tendrá una valorización de su activo.

¿Están de nuevo los inversores en el Real Estate?

La Argentina es muy cíclica. Hemos trabajado con situaciones económicas muy diversas y los inversores finalmente se dan cuenta del valor del ladrillo, sobre todo si se trata de propuestas Premium o triple A. Saben que mas allá de los vaivenes de la economía puede bajar el valor del m2, pero en el largo plazo el ladrillo siempre resulta. Más aún si se trata de propuestas en ubicaciones clave. Pero además sumamos experiencia porque tenemos un edificio terminado, otro en construcción y, un tercero que se realizará en sociedad con el grupo TRG. Se trata de un desarrollador que está construyendo un edificio al lado nuestro, también de oficinas triple A. Somos fuertes en la zona y es lo que le podemos contar a un inversor. Tenemos la experiencia cuando lanzamos Palmas de Buenavista, que fue nuestro primer proyecto, y en ese caso la demanda nos superó y se vendió el ciento por ciento el año antes de terminar la obra. No era normal para esa época. Hoy la situación está más tranquila, pero aun así cuando nos sentamos con un inversor que busca el ladrillo, sabe que la rentabilidad en el  mediano plazo será interesante en zonas muy buscadas.

Las oficinas ¿se venden o se alquilan?

Algunas empresas que piensan en mudarse adquieren las oficinas. Nuestro proyecto está vendido en un 70% y el final de obra es para agosto de 2021; también la opción es para inversores que compran para alquilar, porque advierten que la valorización del m2 de alquiler será muy buena en Buenavista. Se apunta a un valor interesante de alquiler y por lo tanto, una renta satisfactoria.  

Habrá nuevos proyectos con más tierra para construir…

Sí, Buenavista es un desarrollo muy grande, con 120 ha y tiene lugar para crecer. Estamos focalizados en Business Park, que ocupa unas 4 hectáreas y media, donde confluye Uruguay con Bancalari, sobre la Panamericana y es donde está pensado, según el master plan de Buenavista, construir oficinas. Dentro de Business Park hoy nos focalizamos en este segmento, pero además este otro emprendimiento, Palmas Park, que es un proyecto mixto. Es interesante esa situación urbana, donde la gente puede vivir, con todo a mano, ir a la planta baja y tener una farmacia, un restaurante, un café, un banco, poder trabajar incluso en las oficinas que estarán en el parque. La idea tanto de parte de BPC como TRG implica seguir desarrollando en Buenavista porque creemos que tiene potencial a futuro y cada paso que se da está pensada en esa masa crítica de urbanización moderna, de walking community, para que la gente se sienta atraída y encuentre allí todo lo que busca.

Más novedades   

En Palmas Park tendremos el primer hotel dentro de Buenavista. Aquí tenemos también cierta innovación con una posibilidad para el inversor en este proyecto mixto de brindarle una ficha de inversión que cotiza desde cien mil dólares quizás una unidad hotelera hasta cuatrocientos mil dólares un departamento de cuatro ambientes en la torre residencial. Esto aporta posibilidades a distintos tipos de inversores que buscan un refugio de su capital en el ladrillo. No sólo departamentos chicos o grandes, sino una ficha de inversión en una unidad hotelera; además haremos oficinas más chicas con un formato tipo estudio.

¿El hotel está pensado para el cliente corporativo?

Sí, pero en todo lo que analizamos también hay un perfil de público de fin de semana. Al estar ubicado cerca de todo lo residencial de la zona que abarca San Fernando, San Isidro y Tigre, incluso la parte turística de Tigre que es bastante cercana, pensamos sumar en hotel con muy buenos amenities, para que el público de fin de semana. Incluido aquel que visita a quien vive en el corredor Bancalari o en San Isidro y quiere pasar el fin de semana. Este proyecto todavía no comenzó. Está en etapa de precomercialización, donde lo hemos lanzado a nuestros inversores y también dos inmobiliarias de cabecera como L.J.Ramos y Keller Wlliams, que están vendiendo a inversores y se ha comercializado el 30% del proyecto. Aun en esta etapa tan difícil de la Argentina hay interés para entrar en este emprendimiento en pozo y la idea es comenzar a construir a partir de mediados del año que viene.

Reflexión final…

Soy muy optimista y lo transmito a la gente que nos sigue en los proyectos. Al país lo hacemos nosotros los que invertimos, trabajamos, desarrollamos y hay que tener esa mirada positiva para ir hacia adelante. Toda la coyuntura genera miedo y hay que salir de esa idea de que no es el momento para realizar un proyecto. Mi mirada es que hay muchas oportunidades en Real Estate y hace más de 10 años que estamos desarrollando en medio de situaciones muy complicadas, pero siempre contamos con gente dispuesta a invertir en proyectos interesantes con profesionales serios, que aportan valor y nos ayudan a invertir en activos que se valorizan.

Compartir.

El autor

Responder