Gervasio Ruiz de Gopegui, gerente de Administración de Desarrollos Urbanísticos del Banco Hipotecario, analiza el mercado inmobiliario

0

El arquitecto Gervasio Ruiz de Gopegui tiene una interesante trayectoria de más de dos intensas décadas. Además de académico, ha encarado en estos años temas relacionados con proyectos inmobiliarios y créditos hipotecarios. Actualmente es Director académico de la Maestría en Desarrollo de Emprendimientos Inmobiliarios de la Universidad de Belgrano (UB) y Gerente de Administración de Desarrollos Urbanísticos en el Banco Hipotecario, entre otras actividades.

¿Cuál es tu mirada del momento actual vinculado con el sector?
Considero que hay que observar y comprender el negocio inmobiliario pensado a largo plazo. De hecho un proyecto desde su génesis hasta el final lleva en total entre tres y cuatro años. Con relación a la crisis financiera, lo que sucedió es una turbulencia, pero el vuelo continúa.

¿Esto implica un cambio importante con una visión diferente?
Más allá de la crisis de este mes, creo que lo que existe es un cambio de paradigma del desarrollo inmobiliario. Es una vuelta al mercado hipotecario, pero con diferencias. La llegada del UVA en pesos es una vuelta de tuerca. Se trata de una herramienta que permite al mercado modificar la forma de los negocios. Es una alternativa atractiva no sólo para los inversores o para quienes construyen viviendas de lujo (este segmento ocupa sólo el 5% de la población), sino para un enorme franja de la sociedad. Es increíble que no hayamos visto antes el potencial que hay en la gente y en quienes están interesados en crear este negocio. Por otra parte, el cambio implica modificar la mentalidad de las empresas, capacitar a mucha gente, trabajar con los bancos, y ellos a su vez trabajar con los desarrollos. Lo que obliga además a entender el uso de las nuevas herramientas, rediseñar los productos, las estructuras jurídicas y financieras. Todo esto no se concreta de un día para otro. Es necesario tener tiempo para incorporar esta nueva cultura, con tres o cuatro años como mínimo y a partir de allí a empezar a desarrollar este nuevo mercado.

¿La llegada del UVA es ideal para la primera vivienda?
Justamente ese primer paso es esencial para el que ya no quiere alquilar y decide tomar créditos a 20/30 años. Para ese conjunto de la sociedad hay que buscar nuevas localizaciones, salir de los lugares convencionales, donde hay subtes, trenes. El primer cordón del Gran Buenos Aires con buenas conexiones puede ofrecer propuestas interesantes para, por ejemplo, el target joven que busca ser propietario. Con relación a la oferta nueva hay que plantear una concepción diferente de los proyectos pensando justamente en esa demanda.

Estás en la vida académica y también allí se observa interés por el Real Estate…
Como en las universidades no hay carrera de grado para el Real Estate, los posgrados en este tema despiertan gran interés y permite que la gente complemente su capacitación y adquiera formación. De hecho estamos por comenzar en El Salvador un posgrado para gente del interior, de manera presencial.

¿Hacen falta cambios a la hora de construir con respecto a la forma de encarar el trabajo?
Sí, porque esa forma de trabajar no varió. Se mantiene un estilo de construcción que es necesario modificar. Entre otros aspectos, aceptar los sistemas industrializados. También sería muy interesante recuperar las escuelas técnicas. No se puede tardar dos años en levantar un edificio. La necesidad de mayor oferta va a obligar a buscar otras soluciones que son indispensables si queremos de una vez bajar el déficit habitacional y sumar más opciones de vivienda, realizando la tarea con mayor celeridad.

Pese al momento, el mercado sigue activo…
Creo que el empresario está observando el mediano plazo y de hecho no se han frenado las operaciones. Hubo una leve disminución, pero todos siguen trabajando y la gente sigue buscando su propiedad.

Compartir.

El autor

Responder