Alejandra Covello, presidente de Covello Propiedades, habla del mercado inmobiliario de Argentina y de Uruguay

0

Alejandra Covello es presidente de la firma Covello Propiedades y de Covello Internacional. Este atributo de abrirse a otros mercados le permitió a través del tiempo a incursionar en el mercado uruguayo, abarcando no sólo Punta del Este sino Montevideo, Carmelo y ahora Colonia. Entusiasmada con la llegada de un nuevo tiempo para el mercado argentino, formó parte de la Expo Real Estate y en una entrevista durante la Expo Real Estate se mostró muy optimista por los cambios a favor del sector.

¿Estás entusiasmada con las novedades del mercado local?
En la Argentina con la llegada de los créditos hipotecarios observamos un incremento de compradores que están muy entusiasmados. Está el que compra la primera vivienda, la persona mayor que se muda y que también pide un crédito. Estas noticias brindan tranquilidad porque también se toman recaudos y ajustes a los desvíos. El otorgamiento de los créditos por ahora es un poco lento y exige espera. Y en algunos casos con la fluctuación del dólar generó distorsiones y a la hora de pagar hubo problemas. Pero inmediatamente el gobierno reaccionó e inventó un seguro para solucionar ese tema. Esto implica la mirada puesta en nuestro trabajo, un espaldarazo que se siente y aún más después de haber pasado momentos tan complicados con el cepo.

Otro escenario para el sector…
Hay que entender un escenario a largo plazo, a 30 años. Así se abre un panorama muy diferente de lo que es el comportamiento del comprador y el vendedor, el desarrollista también como empresario. Esto para nuestra empresa implica empezar de nuevo, por ejemplo, con los desarrollos desde el pozo, nuestro marketing estratégico que hemos hecho toda la vida, conociendo la demanda insatisfecha, que dice el cliente cuando va a comprar, que es lo que falla cuando el crédito otorgado no está, qué sucede en el momento de firmar una operación. Nuestra experiencia de tantos años ayuda a comprender el mercado y sus variables.

¿Cómo afectan los cambios?
Todos de alguna manera tenemos que incorporarlos. El papel del inmobiliario tiene que estar más allá de los avisos, postear, sumarse a las exigencias del mundo digital. Existe una parte de la operación que exige no dejar de observar a quien interactúa con nosotros, a ese cliente, que más allá de toda la tecnología requiere de nuestro acompañamiento, estar en el momento justo. Porque además, todo cambió y el cliente también observa todo estos procesos de otra manera, porque cuenta con otra información. Hay que adaptarse a los tiempos y seguir el despegue del país.

Los efectos del comportamiento del mercado argentino siempre afecta a nuestro vecino país, Uruguay. ¿Cuál es la respuesta hoy?
Nosotros como empresa seguimos en Montevideo, Carmelo, Punta del Este y a hora sumamos Colonia. Hoy Uruguay está en una situación particular, diría introspectiva. Tiene un mercado interno que se mueve. En Montevideo tiene cantidad de oferta importante de la llamada Vivienda Vis, conocida como Vivienda Social, pero que está destinada a un sector medio, acomodado. Por otra parte, los argentinos veníamos del blanqueo y es necesario saber cómo se maneja el sistema tributario en ese sentido. Es obvio que todos van a querer tener su departamento de siempre en Punta del Este. Por otra parte, el gobierno uruguayo realizó modificaciones a leyes para el incentivo a la construcción y lo lograron. Hay cantidad de proyectos nuevos, entre otros, 19 torres de altísimo nivel y para un mercado superpremium, que siempre tiene demanda. Creo que es interesante en general trabajar para que en el Mercosur existan leyes tributarias que faciliten estas inversiones tanto a argentinos como uruguayos. Tenemos que seguir evolucionando.

¿Hay cambios en el Uruguay?
Sí el país vecino decidió implementar una ley de promoción de vivienda de lujo. Por eso se construyen esas torres, para que la gente no se quede sin trabajo en Maldonado, donde faltaba. Es importante trabajar con el problema y encontrar la solución y después interactuar en el mercado global. Y si no es así, el mercado queda estancado siempre. Sería interesante realizar una cumbre impositiva del Mercosur para otorgarle a la región una impronta diferente a la que tenemos. Además se trata de mercados que se complementan naturalmente. Y generaría crecimiento.

Compartir.

El autor

Responder