Alejandro Belio, director de operaciones de TGLT, habla del terreno comprado en Catalinas Dos

0

Alejandro Belio es Director de Operaciones de la desarrolladora de TGLT, que recientemente adquirió un terreno subastado por la AABE, destinado a una torre de oficinas corporativas. La firma, que además está en el mercado de capitales, apuesta a nuevos proyectos en el segmento comercial y continúa con las obras en marcha.

TGLT realizó una gran inversión con la compra de un terreno en Catalina Dos…
Sí, la decisión se enmarca en un cambio de paradigma desde que se inició en 2005, dado que la desarrolladora eligió el segmento de inmuebles residenciales en gran escala como Forum y luego Astor para públicos diferentes. En algunos de esos complejos aplicamos usos mixtos como sector de oficinas o retail, pero con uso marginal. Ahora surgió una oportunidad con el esperado crecimiento del Real Estate de ingresar en el negocio comercial, especialmente en el corporativo de oficinas. Adquirimos una fracción de tierra en Catalinas Dos, donde habrá una serie de subastas en ese sector, que tiene más de 3.000 m2 y permite construir una torre de 139 metros de altura con plantas totales de 900 m2. A su vez es interesante lo que está haciendo la ciudad con el desarrollo de un conjunto de terrenos y torres que será el skyline de Buenos Aires, visto sobre el río. Nuestra idea es construir un edificio comercial de oficinas corporativo, con certificación LEED, en el segmento más alto del mercado. Existe una demanda interesada en esa tipología.

Catalinas es un área clave…
Se ha transformado en el nuevo distrito de oficinas tradicionalmente más significativo y emblemático de la ciudad, que cubre una superficie de renta total que oscila en más de 300.000 m2. Se suman además de los nuevos proyectos, el edificio del Banco Macro, la construcción de la torre de IRSA. Y aún queda alguna fracción de tierra para desarrollar.

¿La nueva oferta está pensada para que las ocupen empresas extranjeras u otras locales que están en la zona y se quieren mudar a nuevos espacios?
Estimo que sucederán ambas situaciones. Las que están instaladas tenderán a cambiar por otra más nueva o de mejor calidad. Ahora se buscan plantas más grandes, de oficinas de renta 900 m2, que duplican una parte de la oferta actual que ronda entre 400 y 500 m2. Se prefieren espacios abiertos, amplios, todos interconectados visualmente, funcionales y con toda la tecnología como sistemas de aire acondicionado más evolucionado, también pisos técnicos, ascensores de alta velocidad, entre otros, que hacen la diferencia. La zona de Catalinas con todas las torres corporativas será un distrito relevante.

¿Qué otros proyectos tiene TGLT?
Vamos a continuar con obras en la ciudad y además de Montevideo y Rosario. En esta última tenemos tierra todavía para proyectos residenciales, donde se construirá en la medida que el mercado lo demande. En Montevideo, con Forum Puerto del Buceo ya entregamos las etapas 1 y 3, y la 2 será en un año. Igual buscamos algo de tierra para seguir en Montevideo, que ha sido y es una excelente experiencia. También seguimos con las etapas de Venice, en Tigre. Ahora nos interesa desarrollar oficinas corporativas y buscamos en el corredor norte desde Catalinas (ya que vienen nuevas subastas y habrá que ver si nos interesa) hasta los primeros kilómetros de la Panamericana. Son zonas consolidadas que tienen demanda continua. También buscamos afuera de esos bordes para edificios grandes. En la ciudad parece difícil encontrar terrenos para nuevos proyectos Forum.

¿Cuál es tu opinión sobre la llegada de los créditos?
Antes adquiría propiedades el que tenía ahorros o buena capacidad adquisitiva, ya sea para vivir o invertir, en tiempos en que no había otras opciones. La llegada de los créditos es un cambio de paradigma importante, que comienza con las unidades usadas y que luego se va a derramar en los nuevos. Así comenzarán a transformarse las nuevas zonas. Se moviliza al comprador genuino, que compra con una cuota y habrá una demanda fuerte. El crecimiento se notará en el segundo semestre de 2018 y durante el 2019, en la medida que haya estabilidad y la inflación llegue a un dígito. La competencia de los bancos se va a notar y será un círculo virtuoso, una buena oportunidad para desarrollos de vivienda. Venimos de años muy difíciles, pero tenemos una mirada optimista para lo que viene.

¿Ayuda estar en el mercado de capitales?
Sí, mucho. Estas inversiones que estamos comenzando para encarar el negocio corporativo sería imposible sin estar en ese mercado.

Compartir.

El autor

Responder