El presidente de Fortune International, Edgardo De Fortuna, habla del mercado de Miami

0

El mercado de Miami siempre tuvo una fuerte presencia en la Expo Real Estate y la del 2017 no fue la excepción. Edgardo De Fortuna, presidente de Fortune International, empresa comercializadora en esa ciudad pasó por nuestro stand para charlar sobre las novedades, proyectos que se vienen, y cuál es la mirada del exterior sobre los movimientos en el mercado local con los cambios que está viviendo.

Mucha gente que visita la Expo Real Estate está interesada en comprar Miami, ¿es así?
Siempre Argentina fue un polo de atracción muy importante para el mercado de Miami y constantemente venimos para acá. Este año se vive otro clima. Hay optimismo y la gente se entusiasma más por aquello que no necesita y que le gustaría tener –como adquirir un departamento en Miami-. Este año venimos a vender e informar todo lo que está pasando en Miami, considerada una de las ciudades más importantes del mundo.

¿Cuáles son las novedades en cuanto a estilos, proyectos Premium? ¿Qué busca la gente?
Con respecto a los proyectos premium, hemos atraído a los mejores talentos –como por ejemplo arquitectos- a nivel internacional porque tienen la oportunidad de lucirse en áreas donde los edificios realmente se destacan. New York es una gran metrópoli, pero se construye un edificio y está tapado por muchos otros. En Miami pueden explayarse en sus diseños e ideas. En verdad, la gente compra un estilo de vida, nos enfocamos mucho en lo que la gente necesita. Tener un departamento en Miami es un lujo, pero también es una manera de vivir. La gente apuesta al confort, que es indispensable. En cuanto a lo que ofrece la ciudad también se observa un cambio contundente: la cultura a través de sus diversas expresiones; el arte, entre las que se destacan con la llegada de museos que ganan día tras día más adeptos.

¿Cuáles son las zonas que están creciendo?
Hay muchas. La gente en general y de alto poder adquisitivo siempre apuesta por la playa, pero para construir frente al mar es más difícil porque casi no hay terrenos. La expansión es naturalmente hacia el norte. Primero fue Bal Harbour, después Sunny Isle, ahora es Hollywood. Estamos construyendo un proyecto en conjunto con Jorge Pérez -The Related Group- en Fort Lauderdale de dos torres espectaculares con 150 metros de playa. La gente está muy entusiasmada; hemos adquirido el terreno por un valor mucho menor de lo que cotiza en South Beach.

La gente que vive en Miami, ¿qué puede comprar?
Los residentes buscan las áreas donde están los colegios y todo lo que necesita para la vida diaria como Coconut Grove, Coral Gables o Key Biscayne. En cambio, el distrito financiero –Brickell y Biscayne Boulevard o es la que prefieren para los que están de paso. Quienes buscan su casa o departamento en la playa invierten por lo general en proyectos de lujo o más exclusivos.

Tu presencia en la Expo Real Estate significa que hay argentinos que quieren invertir en Miami, ¿hay alguien de Miami que quiera adquirir propiedades en Argentina?
Muchos de nosotros, desarrollistas y gente de negocios, estamos observando a Argentina como un camino de dos vías. Nos han ofrecido terrenos incluso gente que no tiene experiencia de qué hacer con esos lotes y nosotros podríamos añadir valor ayudándolos a crear una historia para desarrollar. En Argentina tomaron el camino adecuado pero todavía le falta bastante por recorrer si quieren atraer inversores extranjeros significativos. Nosotros desarrollamos un pequeño proyecto en Córdoba pero el resultado final no fue lo esperado. Hay que pensar que un inversor extranjero puso dólares y quiere obtener dólares. En pesos parece que se gana mucho, pero en dólares básicamente es casi nada. Hay que mirar al futuro, adaptarse y crear condiciones para que el inversor extranjero sienta que pueda tener una utilidad importante.

Estamos en un camino que recién comienza. Todos estos temas se hablarán para ajustar con el tiempo…
Creo que sí. Están en el camino apropiado y se ha demostrado en las elecciones que la gente está apoyando al gobierno. No se trata de un voto pensando sólo en el bolsillo, sino que la gente advierte un panorama positivo a largo plazo.

Compartir.

El autor

Responder