Saavedra, la diversidad de un barrio que se atreve a seguir creciendo

0

Daniel Addario. socio de Addario Inmobiliaria, de extensa trayectoria en el mercado, describe el crecimiento de esta zona con buenas conexiones hacia la Capital como a Provincia. No solamente, se suman a ese clima tradicional de casas, viviendas unifamiliares o pequeños edificios al barrio, sino también delimitado por el Nuevo Código Urbano, se agrega la llegada de algunas torres en lugares determinados. Y como novedoso se integra el segmento de las oficinas que aseguran a quienes trabajan allí cercanía con el lugar de residencia. En definitiva, como explica el empresario, un barrio con mucho futuro.

¿Cuál es tu definición de la zona?

Sin temor a equivocarme, considero que Saavedra es uno de los barrios con mayor potencial de desarrollo de Buenos Aires por diversos factores. En principio, por la ubicación que se convierte en puerta de acceso de la Ciudad de Buenos Aires; también con el acceso fácil a la Provincia, por Panamericana desde la zona norte, es el primer barrio que recibe la ciudad. También tiene proximidad a la General Paz, con fáciles accesos por la avenida Lugones, hacia el Centro y la zona oeste. Si se observa el mapa satelital, se advierten manchas verdes en el barrio: esas son las áreas verdes como los parques General Paz y Saavedra, que la gente valora mucho porque le agregan calidad de vida. Aquí existe un área que es la traza de la avenida Balbín y que permite la construcción de edificios en altura. Existen distintas zonificaciones que habilitan construir de esa manera. En el resto del barrio se pueden construir edificios de planta baja y tres o cuatro pisos. En verdad estamos rodeados por barrios que han madurado, como Villa Urquiza o Belgrano, que tienen un nivel de construcción enorme. Núñez creció mucho como también la zona del complejo Donado Holmberg, con edificios de muy buena calidad y con un centro comercial muy interesante. Esto a su vez derrama ese desarrollo para esta zona. Sucede con el mercado que cuando responde positivamente, el desarrollo es más rápido y a la inversa, más lento. Pero aún así, el desarrollo se mantiene en esta zona y hay mucho por hacer.

Es un mercado que sigue activo…

Sí. Y así como existe en Núñez un sector de casas que mantienen ese nivel de estructuras, aquí también resulta una opción interesante el contacto con el verde que se refleja en las casas con fondos, jardines y quinchos. También existen áreas en torno del Parque General Paz, por ejemplo, que ofrece terrenos que en una época no tenían valor y hoy los precios están en niveles altísimos.

¿Qué sucede con las variables?

En ese sentido, el mercado en la zona se mueve como en el resto de la ciudad. El nivel de actividad está muy por debajo del que tuvimos a principios de 2018, pero esto no implica que se deterioren los precios. Están firmes y sostenidos; la demanda de terrenos se mantiene porque la gente quiere seguir con los desarrollos. Además un proyecto hay que pensarlo con tiempo y pese a todo creemos que es un buen momento para elaborar m2 para vender en otra época de la Argentina. Como siempre el país tiene sus ciclos.

¿La gente es muy arraigada al lugar?

El que vive aquí no se va. Sucede además que se sumó mucha gente joven que eligió este barrio, justamente valorado por los espacios verdes. Incluso sucedió con quienes buscan alquilar aquí. Antes muchos elegían Belgrano o Núñez, que era más caro que Saavedra. Entonces muchos jóvenes que decidieron vivir solos decidieron por este barrio, valorando sus diferentes aspectos. Se está renovando el público con más oferta de departamentos y de vivienda suma más gente que reside aquí.

También se han instalado las oficinas…

Justamente por las conexiones hacia diferentes ubicaciones tanto de la Capital como la Provincia, Saavedra está a un paso del trabajo de mucha gente. Incluso en el mercado de oficinas existe un sector que se desarrolla en la zona que prefiere estar dentro de la ciudad, transformando casas en oficinas. Además está el sector de oficinas triple A, en el que IRSA avanza en todo lo que es el polo Dot y zonas aledañas. A lo que se suman edificios de oficinas exclusivos de clase A, con buena demanda. Este segmento se consolida en la zona y es una buena noticia.

Esto implica vivir y trabajar más cerca…

Se observa demanda de gente que tiene oficinas en el Centro, Palermo o Mataderos y que decidieron trasladarlas aquí por una cuestión de localización de ingreso rápido a diferentes ubicaciones de Capital o Provincia y las vías de comunicación que ofrece para llegar a diferentes lugares con rapidez. Esta movida de las oficinas es nueva en la zona y está creciendo.

¿Qué le hace falta a Saavedra para seguir creciendo?

Tal vez más fortaleza y desarrollo en el área comercial. Aquí no fue tan importante como la zona de Cabildo o Triunvirato, en Villa Urquiza. Esto se asocia con la cantidad de público, pero está creciendo porque existen más comercios. Hay una zona gastronómica muy atractiva, como la que se instaló en García del Rio hasta Cabildo. Lo mismo el que rodea el Parque  Saavedra, así como el complejo Donado Holmberg, que cuenta con un interesante polo gastronómico. Se instalan nuevos comercios en la zona. Esperamos que un plazo de cinco años el barrio se convierta y crezca por la cantidad de edificios que se están proyectando en la zona de Balbin. Además los desarrolladores saben que los márgenes de rentabilidad son iguales en Villa Urquiza o Saavedra, dado que se han mantenido los precios en la zona como sucedió en Núñez o Villa Urquiza.

Compartir.

El autor

Responder