6 tips de Feng Shui para darle energía positiva al hall de tu casa

0

El Feng Shui (literalmente “viento y agua”) podría ser definido como una forma de geomancia practicada en la China medieval. Sin embargo, más allá de las definiciones, el Feng Shui trata esencialmente de una sola cosa: nuestra relación con el espacio. A través del Feng Shui aprendemos a encontrar y a crear el mejor lugar para vivir.

Originalmente se lo utilizó para encontrar el mejor lugar para asentarse y cultivar la tierra, luego, para construir los templos, palacios y edificios más imponentes. Hoy en día, la mayor parte de nuestro tiempo transcurre en ambientes interiores y en ellos es donde se aplica principalmente el Feng Shui: podemos usar el Feng Shui para crear los mejores lugares para descansar, para trabajar, para relacionarnos etc.

Lejos de tratar con energías misteriosas, el Feng Shui contemporáneo investiga cómo factores tales como el color, la luz, la orientación, la posición de los objetos que influyen en nuestro ánimo y en nuestro comportamiento diario. La aplicación racional del Feng Shui a un proyecto o a una vivienda o lugar de trabajo ya construído siempre mejora las condiciones de vida y en algunos casos produce resultados sorprendentes.

Características positivas para el hall de tu casa

Utilizá colores y objetos llamativos para conducir el Chi hacia la sala de estar o el corazón de la casa.

El recibidor debe estar bien iluminado. Un recibidor sombrío nunca puede funcionar bien, somos atraídos y estimulados por la luz.

La puerta debe abrirse 180º, en un amplio gesto de bienvenida, sin obstáculos y sin ruido de bisagras.

Como estamos tratando de crear un ambiente receptivo y relajado, es mejor que el mobiliario no presente aristas en ángulo recto que apunten hacia la puerta.

Ubicar un lugar cercano a la derecha de la puerta en donde se pueden colgar bolsos, carteras, paraguas y hasta apoyar los zapatos, si se desea.

Es importante salir de la casa con un ánimo óptimo. Elige una imagen positiva (un paisaje preferido, retratos de personas queridas, etc.) para que sea lo último que se vea antes de salir de casa.

Aunque la aplicación real del Feng Shui siempre es personalizada y no se puede hacer “por receta”, en las próximas notas vamos a dar algunos consejos simples para aplicar en casa ambiente por ambiente. Estos consejos no agotan las posibilidades del Feng Shui, pero pueden ser un buen comienzo.

Compartir.

El autor

Responder